Se trata del departamento de mayor dimensión del centro y en el que se concentra más de la mitad de su plantilla. Lo componen tres grupos lingüísticos y la sección de relaciones exteriores y comunicación.

Sección de Relaciones Exteriores y Comunicación

La Sección de Relaciones Exteriores y Comunicación mantiene el contacto con los clientes del Centro con el fin de determinar sus necesidades y medir su grado de satisfacción. Para ello organiza visitas a los clientes cada cierto tiempo, realiza encuestas periódicas y procesa la información facilitada por los clientes.

En colaboración con ellos, la Sección organiza sesiones de formación, seminarios y presentaciones dirigidos a los traductores del Centro para que amplíen sus conocimientos sobre los procedimientos y los ámbitos de actividad de alta especialización de los clientes. Asimismo, organiza presentaciones para los clientes, con el fin de ayudarles a comprender mejor la función y los servicios del Centro.

La Sección se encarga además de las comunicaciones internas y externas. Difunde información mediante la publicación periódica de noticias en la Intranet del Centro, en su sitio web y en el Portal del cliente. Prepara y coordina publicaciones específicas, como el informe anual de actividades y el informe Highlights of the Year (Momentos más destacados del ejercicio) así como diversos folletos y boletines. Además, organiza diferentes eventos de promoción del multilingüismo.

Los traductores (grupos lingüísticos)

Cada grupo lingüístico se subdivide en equipos de traducción, uno para cada lengua oficial de la UE. El tamaño de los distintos equipos varía en función del volumen de trabajo para cada lengua de destino. Todos los traductores traducen a su lengua materna y tienen formación académica diversa, principalmente lingüística.

Los traductores tienen la posibilidad de participar en actividades de formación a lo largo de su carrera profesional en el Centro, tanto en lo que atañe al aprendizaje de lenguas (ampliación de las competencias lingüísticas que ya poseen o aprendiendo nuevas lenguas) como en ámbitos específicos de cada cliente.

Los traductores internos traducen y revisan documentos y marcas, subtitulan vídeos, elaboran glosarios y contribuyen a la base terminológica interinstitucional IATE.

Como lingüistas, los traductores internos garantizan la calidad lingüística de las traducciones destinadas a los clientes, tanto con los textos traducidos internamente, como con los que se externalizan a proveedores de servicios lingüísticos externos especializados.

Mediante su modelo de actividad basado en la externalización y el control de calidad interno, el Centro se ha convertido en una institución de referencia en lo que se refiere a todos los aspectos de la revisión de traducciones.